PLUSVALIA, DESPACITO como dice la canción

Pasito a pasito… así tendremos que enfrentarnos a la reclamación para la devolución del impuesto de plusvalía municipal (que tiene otro nombre más técnico IIVTNU, pero no os queremos liar más).

Tenemos cantidad de clientes que nos preguntan por el asunto cada vez que sale una noticia en prensa o televisión al respecto. Es cierto que la reciente sentencia del Tribunal Constitucional “da alas” para reclamar pero por el momento pocas cosas han cambiado y sigue siendo un proceso costoso en lo económico y que se alarga unos dos años y medio. En la actualidad corre por cuenta del reclamante la justificación del menor valor de la propiedad, lo que entre unas cosas y otras hace que no sea rentable para liquidaciones del impuesto por debajo de los 4.000 € aproximadamente.

imagesAlgunos vendedores iniciaron procedimiento administrativo para comunicar a su ayuntamiento lo “incorrecto” de la aplicación del impuesto y su disconformidad en el pago (que no realizaron), pero nos han llegado comentarios de municipios que han reclamado las cantidades e iniciado procesos de embargo.

Resumiendo y aunque nos duela, insistimos en el “consejo”, pagar y después reclamar, que tenemos cuatro años desde la liquidación del impuesto.

Os dejamos un extracto obtenido de una publicación sobre el tema que os puede ayudar:

Quienes podrán evitar pagar la plusvalía o recuperar lo ya pagado son: 

1.- Aquellos que hubieran obtenido una sentencia desestimatoria firme, pero en el procedimiento hubieran alegado la inconstitucionalidad del impuesto. Entonces, podrán iniciar un procedimiento de responsabilidad patrimonial del Estado legislador.

2.- Por el contrario, si fue el contribuyente el que presentó una autoliquidación del impuesto, porque así lo preveía la Ordenanza municipal, tendrá cuatro años para solicitar la rectificación, contados desde que finalizó el plazo para presentar dicha autoliquidación. En dicha rectificación podrá solicitar la aplicación de la sentencia del Constitucional. 

3.- Aquellos contribuyentes que en su día no recurrieron pueden intentar recuperar lo ya pagado iniciando un procedimiento especial de revisión para actos nulos de pleno derecho (artículo 217 de la Ley General Tributaria). “Sin embargo, el hecho de que no exista ningún supuesto de nulidad específicamente previsto para estos casos dificulta en gran medida este procedimiento, y puede conducir a su desestimación”.

Atención porque también habrá casos en los que la reclamación no proceda y nos llevaremos la sorpresa de que la liquidación del impuesto realizada en su día no da lugar a la devolución de la cantidad pagada.

La mejor solución como ya ocurrió en su momento con la reclamación de las “cláusulas suelo” será esperar un poquito porque seguro que se crean plataformas de afectados que de la mano de bufetes de abogados de alcance nacional que minorarán (y mucho) los costes de reclamación. Estamos segurisimos que sobre este tema se va a escribir mucho.

Y para nuestros clientes que han vendido que estén tranquilos que les iremos informando de cualquier novedad que les pueda facilitar la solicitud de las cantidades incorrectamente abonadas (que cuatro años son mucho tiempo).

Félix Bozal es asesor inmobiliario en BIARRITZ-inmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s